Niegan que sus hijos estén relacionados con el crimen del joven en Brasil

Los padres de Eduardo y Lautaro Braun Billinghurst dijeron que las acusaciones son "injustas e infundadas"; los jóvenes y otros cinco amigos son sospechosos de estar implicados en el asesinato de Ariel Malvino
(0)
28 de enero de 2006  • 09:23

CORRIENTES (Télam).– Los padres de Lautaro y Eduardo Braun Billinghurst, dos de los jóvenes correntinos que han sido sindicados como partícipes de la gresca que culminó con la muerte de Ariel Malvino el 19 de enero último en la playa brasileña de Garopaba, salieron a negar la vinculación de sus hijos con los hechos en un comunicado dirigido a la sociedad correntina y de otras provincias.

Jorge Braun y Nidia Billinghurst en el escrito difundido anoche hacen mención a los "momentos dificiles y dolorosos que estamos viviendo por la información que brindaran los medios y que afectan a la familia, conmovida por la trágica muerte de un joven".

Señalan además que "ante las injustas e infundadas acusaciones que se hacen especialmente a Lautaro y Eduardo Braun y a sus amigos y compañeros de viaje", se dirigen a la opinión pública y en especial a sus amigos y vecinos de Corrientes y de otras provincias que se han solidarizado con ellos.

"Hubiéramos preferido el silencio y hablar únicamente frente a quien corresponde en una sociedad civilizada: el Juez. Pero decidimos hacerlo ante una verdadera catarata de graves imputaciones sin fundamentos jurídico alguno y como un deber ético para quienes nos conocen, con quienes compartimos nuestra vida en nuestra ciudad de Corrientes", agregaron.

"Queremos decir que Lautaro, Eduardo y sus amigos no han realizado acción homicida alguna, no han quitado la vida de Ariel Malvino puesto que el máximo valor que se ha inculcado e inculca siempre en el seno de nuestra familia es el respeto absoluto a la vida humana porque cada persona es única e irremplazable", sostienen.

Afirman seguidamente que un comportamiento de ese tipo es incompatible con sus onvicciones y valores morales.

Por último, afirman: "Por estas razones nos comunicamos de esta manera por única vez. Simplemente decimos que las explicaciones habremos de darlas en primer lugar ante los Jueces, porque es lo que corresponde. No habremos de entrar en una disputa mediática por respeto al joven fallecido, a su familia y a otras familias también golpeadas por esta tragedia no querida por nadie y que causa un dolor intenso que merece recogimiento".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.