No alcanza el número de camas para los sin techo