Día Mundial del Aire Puro: se mide en un solo punto de la ciudad. No controlan la calidad de lo que respiramos