No habrá más saleros en los restaurantes de la provincia de Buenos Aires