Historias solidarias. No pueden ver, pero pintan para el goce de todos