El caso Garnil: los primeros minutos tras la liberación. "No se asusten: soy Nicolás, el chico secuestrado, y necesito un teléfono"