Nuevo plan para el Parque de la Ciudad

Un administrador lo manejará junto con el Indoamericano y el Roca; se mantendrán los 419 empleados y el presupuesto
Laura Rocha
(0)
31 de agosto de 2006  

El gobierno porteño dispuso por el decreto 1224 que el Parque de la Ciudad, que está cerrado desde hace más de dos años y medio, pasara a la órbita de la Corporación del Sur.

Entre los argumentos de la directiva, publicada ayer en el Boletín Oficial, figura la necesidad de "asegurar el normal desenvolvimiento del parque, así como un eficiente funcionamiento" y la instrumentación de "un plan de modernización y utilización plena del predio".

El Parque cuenta con un presupuesto anual de más de 11 millones de pesos y alberga a 419 empleados en un predio que está prácticamente abandonado. Ahora, la Corporación contará con 90 días para la elaboración de un plan para su recuperación.

"Hemos pedido a la Procuración que nos explicara claramente la situación jurídica del Parque [hay dos procesos judiciales en curso]. Además, estamos conversando con la Legislatura porque hay un par de proyectos para analizar", adelantó a LA NACION el ministro de Producción y presidente del directorio de la Corporación, Enrique Rodríguez.

"La idea es dejar un parque de uso público. Estamos planteando un concurso de ideas para ver qué tipo de emprendimiento podría plantearse para convocar la inversión privada", agregó el funcionario.

Según pudo saber LA NACION, una parte de las más de 70 hectáreas del predio podría ser destinada a juegos para chicos y sumar un parque temático, que también podría ser un acuario.

La idea del acuario había surgido durante la gestión del destituido jefe de gobierno Aníbal Ibarra. En ese momento se habían iniciado las conversaciones con los dueños del ahora desaparecido Mundo Marino, en Mar del Plata, para concretar en la Capital un acuario de una magnitud comparable al Sea Acuarium de Miami. Los avatares políticos y los juicios pendientes hicieron naufragar la idea, que ahora parece reflotar.

"Tenemos que analizar si la Comisión de Planeamiento de la Legislatura modifica el uso de parte, ya que se plantea la posibilidad de construir viviendas o de realizar un emprendimiento destinado al polo científico tecnológico", dijo Rodríguez.

El Parque será administrado por Carlos Elías, al igual que el Indoamericano (el segundo espacio verde en tamaño de la Capital) y el Parque Roca, donde se celebrará la nueva edición de la Copa Davis.

Y las obras se complementarían con las proyectadas para esa zona, que incluyen el Polo Farmacéutico, el Polo Industrial y la realización del Centro de Información Ambiental, entre otros proyectos del gobierno porteño.

Personal

"El personal que está es el que va a quedar, y podrá haber una asignación de tareas para que trabaje en los otros parques. Pensamos que con el presupuesto que tiene es suficiente", dijo Rodríguez.

El personal de planta permanente en el Parque de la Ciudad asciende a 172 empleados que concurren de lunes a viernes; 195, que van sábados y domingos, y 52 contratados.

El 80 por ciento del presupuesto se gasta en sueldos del personal. El resto se utiliza para el mantenimiento del parque, informaron en el gobierno.

El predio, de 78 ha, fue objeto de una licitación en 1977 durante la intendencia de Osvaldo Cacciatore, que fue ganada por la empresa Interama SA. En 1983 pasó a manos del gobierno porteño. Por la quita de la concesión, la administración afronta un juicio por más de 1500 millones de pesos que hoy está en la Corte Suprema de Justicia.

El lugar se perfilaba como una de las atracciones más importantes de América del Sur. Pero nunca llegó a tanto.

El parque abrió sus puertas en 1982. Y aunque tiene el observatorio más alto de la ciudad, de 180 metros, una torre fabricada en Austria en 1980, sufrió varios cierres y reaperturas.

En febrero de 2001 murió el operario Hernán Fischetti cuando probaba uno de los juegos del parque.

Dos años antes se había producido la muerte dudosa de un vigilador. En 2003, la Defensoría recomendó el cierre del parque y poco tiempo después la Justicia lo ordenó. Desde ese momento permanece cerrado y sólo se utiliza en ocasiones especiales para alguna visita escolar, especialmente de la zona.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.