Ofrecen sustituir los medicamentos que se hayan agotado

Es por el desabastecimiento del sector
(0)
29 de diciembre de 2001  

LA PLATA.- Los farmacéuticos de esta ciudad ofrecerán la sustitución de medicamentos recetados por otros fármacos que contengan los mismos principios activos, debido al progresivo desabastecimiento que padece el sector desde el viernes último.

La escasa o casi nula reposición de productos por parte de las droguerías -como consecuencia de la incertidumbre económica-, sumada al corte de prestación de varias obras sociales, complican el funcionamiento de la mayoría de las farmacias de la provincia, que decidió dar prioridad a la atención de emergencias.

Además, está en peligro el plan Mepes del Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA), la obra social de los empleados de la administración pública bonaerense, que cubre los medicamentos de alto costo para afecciones particulares. Por ejemplo: insulina, drogas oncológicas y remedios para el HIV.

El IOMA presentó, días atrás, un recurso de amparo ante la Justicia para evitar responsabilidades en las consecuencias que puedan producirse por la escasez de remedios y para intimar al Colegio de Farmacéuticos a garantizar el expendio de productos.

Solución provisional

Mientras la economía argentina transita por caminos inciertos, los farmacéuticos platenses decidieron sustituir medicamentos para poder responder a la demanda diaria.

"En la capacidad profesional del farmacéutico está esa posibilidad. Además, en la actualidad, la mayoría de los remedios tiene un sustituto", expresó el vicepresidente del Colegio de Farmacéuticos de La Plata, Germán Paggi.

Y agregó: "El IOMA lo permite siempre que el afiliado esté de acuerdo. El problema es que otras obras sociales, como el PAMI, no lo hacen".

Según Paggi, la situación es insostenible: "Las droguerías nos exigen cheques para asegurarse el pago de la mercadería, pero nosotros ni siquiera sabemos en qué moneda vamos a cobrar. A esto se suma el atraso del pago de las obras sociales y las que cortaron sus prestaciones. De 70 obras con las que trabajamos, sólo tres están al día".

El reemplazo de fármacos se concretará en las mismas dosis y presentaciones recetadas, y se otorgará prioridad a aquellos laboratorios que provean medicamentos sin aumentos de precios y en las cantidades necesarias.

Paggi reconoció que no está clara la solución que habría que darle al conflicto, pero que es imperiosa la necesidad de reunir "a todos los representantes de la cadena: industria, droguerías, farmacias y obras sociales".

En busca de una salida

En coincidencia con el presidente del Colegio de Farmacéuticos platense, Alberto Labato, vicepresidente del IOMA, dijo que el miércoles próximo se concretará ese encuentro "para intentar destrabar la situación".

Labato explicó que los medicamentos contenidos en el plan Mepes "son de alto costo y la mayoría importados. Y las droguerías quieren pagos al contado y en dólares".

Respecto de la provisión de prótesis, también existen inconvenientes "porque exigen cheques acreditados".

Por su parte, Enrique Padín, vicepresidente del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, consideró necesario "ajustar a la realidad los convenios con las obras sociales".

Respecto del incremento del costo de algunos remedios, Padín aseguró que "oficialmente" no tenía noticias. En cuanto a la medida adoptada por los profesionales platenses, dijo: "En España, la seguridad social premia con dinero a aquel farmacéutico que sustituye un remedio por otro de menor costo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.