"Olvidan" los medios oficialistas que el interventor de TBA estuvo con Menem

Pablo Sirvén
(0)
29 de febrero de 2012  • 10:19

La sorpresiva intervención a TBA, dispuesta ayer por el Gobierno, un día después de que la Presidenta emplazara informalmente a la Justicia a tener resultados en no más de quince días, es tema de apertura de tapa de todos los matutinos porteños, salvo Crónica que prefiere poner en primer plano el tema Malvinas ("Más presión a los piratas", titula en relación a que "el Gobierno les pidió a 20 grandes empresas que no compren insumos provenientes de Gran Bretaña", tema presente en títulos secundarios de otros diarios).

• En un nuevo giro en procura de no quedar del lado de los señalados entre los responsables de la tragedia de Once, que costó la vida a 51 personas y provocó más de 700 heridos, tras convertirse en parte querellante de la causa, ahora el Gobierno interviene a la concesionaria de las líneas Mitre y Sarmiento por quince días o hasta que termine el peritaje de la Justicia.

• La mayoría de los diarios titulan con el hecho en sí y pocos son los que se atreven a salirse de ese libreto lineal. "Menos trenes", alerta el popular tabloid Muy ya que "la medida, según dijo el secretario Schiavi, puede provocar reducciones de servicios y cambios de horarios"; "El Gobierno intervino TBA pero la Justicia investiga la responsabilidad del Estado, editorializa El Cronista, en tanto que La Nación es el que más se juega y se aparta más del mero anuncio gacetillero ayer en conferencia de prensa sin posibilidad de preguntas ("Ignoró el Gobierno un duro informe oficial sobre TBA").

• El periodista Diego Cabot, que viene publicando minuciosas notas sobre el calamitoso estado del material ferroviario y la nefasta política de subsidios multimillonarios que de poco sirvió para mejorarlo, escribe hoy que "hace un año, la comisión que regula el transporte había advertido el pésimo estado de los trenes".

• El informe es lapidario por donde se lo vea: recomienda que los trenes reduzcan la velocidad por las "fallas irreversibles" en las vías, alerta sobre el "sostenido decaimiento" de todo el equipamiento y observa un "pronunciado déficit de mantenimiento, encontrándose fallas preocupantes desde el punto de vista de la seguridad, por su gravedad y repetición".

• Todo esto sucedió paralelamente a lo que explica Adrián Ventura en su artículo: entre 2006 y 2010, según la Auditoría General de la Nación, "los subsidios a la empresa crecieron un 146%", sin que eso se reflejara ni en una mínima mejora del servicio.

• Por su parte, Carlos Pagni, en su columna en tapa de La Nación apunta que "el ineficiente capitalismo de amigos cede su lugar a un extraño capitalismo de ex amigos" y que ahora se hace dramáticamente explícita "la ausencia de un plan ferroviario", lo cual no impidió que, en algún momento, en tiempos de Néstor Kirchner y Ricardo Jaime se fantasease con instalar un "tren bala".

• El periodista también refleja la preocupación en España, en el nivel del flamante jefe de Gobierno, Mariano Rajoy y hasta del mismísimo rey Juan Carlos, por el hipotético anuncio que mañana pudiera hacer la Presidenta, en la inauguración del período ordinario de sesiones en el Congreso, sobre una posible sanción a YPF. Ambito Financiero lo dice hoy con todas las letras en su titular más relevante ("Gobierno prepara un desembarco inminente en YPF"). Ese diario publica hoy, además, en páginas interiores, una solicitada de la ex Ciccone Calcográfica "a la opinión pública", donde rechaza las imputaciones publicadas últimamente en varios medios.

• Volviendo al tema trenes, El Cronista opina que "el Gobierno esquivó responsabilidades por el accidente" porque, según el subdirector periodístico de ese periódico económico, Hernán de Goñi, "el Estado nunca dejó de ser dueño de los trenes". En otra nota, Analía Argento destaca que, mientras tanto, "el fiscal Federico Delgado solicitó al juez Bonadío que establezca si el Estado controló a TBA".

• Página 12 apela, una vez más, a sus ligeros títulos de tapa con reminiscencias cinematográficas ("Trenes rigurosamente intervenidos"), pero curiosamente no incluye columnas de análisis acompañando las crónicas del anuncio y al contar los antecedentes del flamante interventor, Raúl Baridó, se olvida de recordar que trabajó en un par de cargos del gobierno menemista.

• Púdicamente, al menos, Tiempo Argentino, consigna que "ha sido subsecretario de Control de la Jefatura de Gabinete de Ministros en 1998", pero sin recordar quién presidía entonces los destinos de la Argentina. BAE detalla el cargo, pero sin fechas.

• En ese diario, reaparece su director, Ricardo Caballero, en escueta columna, tras el reto público sufrido por parte del secretario de Transporte, para ponderar también a Baridó, aunque tampoco nada dice de su paso por el menemismo, porque sólo dice que "Cristina colocó al frente de la intervención a un hombre de la SIGEN, uno de los organismos que llevó más a fondo la pelea contra el monopolio Clarín".

• Clarín subraya que la medida dispuesta "mantiene las mismas regulaciones y subsidios", que "TBA espera que el interventor defina las inversiones del Estado" y que en la Casa Rosada "insisten en esperar a la Justicia para una eventual rescisión" de la concesión.

• Lucio Fernández Moores advierte, en otro artículo, que "el kirchnerismo busca frenar hoy una auditoría sobre el Sarmiento", haciendo que sus representantes en la AGN no den quórum para votar.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.