Otra vez toman rehenes para robar