Buenos Aires sin energía: sigue la odisea de los vecinos. Otro día de penurias