Otros tres robos tipo express en el conurbano

Todos fueron a mano armada
(0)
1 de diciembre de 2001  

Los asaltos relámpago a las cajas de atención al público de los bancos parecen no detenerse.

Además del robo en la sucursal Olivos del Banco de la Ciudad de Buenos, de lo que se informa por separado en esta misma página, ayer se cometieron tres atracos más en horas del mediodía.

El primero de los hechos tuvo lugar en la sucursal Morón que posee el Banco Itaú-Buen Ayre en la calle Santa Rosa al 1600, donde irrumpieron dos asaltantes armados con pistolas automáticas y armas largas de grueso calibre.

Según informaron las fuentes policiales, tras reducir a los clientes y al personal de la entidad crediticia, los asaltantes tomaron el dinero de una de las cajas de atención al público y huyeron de inmediato en un automóvil que conducía un tercer cómplice.

En pleno centro de Lomas

Una hora y quince minutos después, el blanco elegido por un grupo de delincuentes fue el Banco Galicia situado en Loria 187, casi esquina España, en pleno centro comercial de la ciudad de Lomas de Zamora.

Añadieron las fuentes policiales que cuatro asaltantes, a cara descubierta, entraron a los gritos en la citada sucursal bancaria y obligaron a todos los presentes a que se pusieran boca abajo.

Uno de los asaltantes saltó el mostrador y se dirigió al sector de las cajas, que en ese momento estaban atendiendo al público.

Tras robar los billetes y otros documentos bancarios, los delincuentes escaparon en un automóvil, que se presume sería robado y que los esperaba en las inmediaciones junto a un quinto cómplice.

Luego, poco antes de las 13.30, otro asalto tipo express se registró en otra sucursal que el Banco Galicia posee en la avenida Mitre 2407, en el corazón de la zona céntrica de la ciudad de Avellaneda.

En esa ocasión, según relataron fuentes de la investigación, dos sujetos irrumpieron armados en esa entidad financiera.

En forma veloz, ambos delincuentes se llevaron un monto no determinado de una de las cajas de atención al público y huyeron en una motocicleta que habían estacionado muy cerca del banco.

En todos los casos, los atracos no se extendieron por más de un minuto, tiempo que generalmente demora en llegar la primera patrulla policial, una vez que se pone en funcionamiento la alarma inalámbrica de la entidad crediticia.

Estos cuatro asaltos se suman a la larga lista de hechos ocurridos hasta ahora en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires que, según un informe del Banco Central, crecieron casi un 34 por ciento hasta octubre último.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.