El crimen en la Panamericana: sigue prófugo el principal sospechoso. Pablo fue baleado a quemarropa con un arma de guerra