Tendencias: el Soho porteño, el barrio que se impone con sus bed & breakfast. Palermo Viejo, un nuevo polo turístico