"Pánico y descompostura": los síntomas que manifiestan cada vez más jóvenes adictos a los celulares

Según un estudio de psiquiatras británicos, uno de cada cuatro jóvenes padece de síntomas que sugieren adicción a sus teléfonos inteligentes
Según un estudio de psiquiatras británicos, uno de cada cuatro jóvenes padece de síntomas que sugieren adicción a sus teléfonos inteligentes
Tras un extenso estudio, psiquiatras en Reino Unido advierten que hasta una cuarta parte de la gente joven manifiesta comportamiento adictivo hacia sus teléfonos inteligentes.
(0)
30 de noviembre de 2019  • 08:02

Según un estudio de psiquiatras británicos, uno de cada cuatro jóvenes padece de síntomas que sugieren adicción a sus teléfonos inteligentes.

Casi una cuarta parte de las personas jóvenes son tan dependientes de sus teléfonos inteligentes que se ha convertido en una adicción, señala una investigación realizada por psiquiatras en Reino Unido.

El estudio, de King´s College London, indica que ese comportamiento adictivo significa que las personas manifiestan "pánico" o "descompostura" si se les niega el acceso constante a sus dispositivos.

Los jóvenes tampoco pueden controlar la cantidad de tiempo que pasan en el teléfono.

Los investigadores advierten que ese tipo de adicciones tienen "serias consecuencias" para la salud mental.

La investigación, publicada en BMC Psychiatry -un sitio internacional especializado- analizó 41 estudios que observaron a 42 mil jóvenes para detectar "el uso problemático del teléfono inteligente".

Los resultados encontraron que 23% de ellos manifestó comportamiento que es consistente con la adicción, como el sentir ansiedad por no poder usar su teléfono, no ser capaz de moderar el tiempo que gasta en el móvil y usar el aparato tanto hasta el punto en que perjudica otras actividades.

Uno de los síntomas es la ansiedad si no se tiene acceso constante al dispositivo.

"Aquí para quedarse"

Dicho comportamiento adictivo podría estar vinculado a otros problemas como el estrés, estado de ánimo depresivo, falta de sueño y menor desempeño en la escuela.

"Los teléfonos inteligentes están aquí para quedarse y hay necesidad de entender la prevalencia del uso problemático de los teléfonos inteligentes", explicó una de las autoras del informe, Nicola Kalk, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia de King's College London.

"No sabemos si es el propio teléfono inteligente lo que es adictivo o las apps que usan las personas", indicó la doctora Kalk.

"Sin embargo, debe haber consciencia pública en torno al uso del teléfono inteligente en niños y jóvenes, y los padres deberían estar al tanto de cuánto tiempo gastan sus hijos en sus móviles".

La coautora del informe Samantha Sohn advirtió que las adicciones "pueden tener serias consecuencias sobre la salud mental y el funcionamiento diario, así que se necesita hacer más investigaciones del uso problemático de teléfonos inteligentes".

"Los padres deberían estar al tanto de cuánto tiempo gastan sus hijos en sus móviles", dice una de las investigadoras.

No obstante, Amy Orben, profesora docente de la Unidad MRC de Ciencias de Cognición y del Cerebro de la Universidad de Cambridge, desaconsejó suponer que había conexiones causales entre el uso problemático de teléfonos inteligentes y consecuencias como la depresión.

"Se ha demostrado con anterioridad que los efectos de los teléfonos inteligentes no son una calle de una solo vía, pero que el estado de ánimo también puede tener un impacto sobre el uso del teléfono inteligente", afirmó la doctora Orben.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.