Para el Gobierno, los disturbios fueron organizados