Inauguran un centro de control de gestión. Para el socialismo, Macri decepciona