Para huir de la policía se arrojan al río

(0)
2 de mayo de 2003  

(Télam).– Dos delincuentes escaparon ayer de la policía al arrojarse al Río de la Plata, luego de una extensa persecución que se inició en el centro porteño y finalizó en la Costanera Norte, donde otros cuatro sospechosos fueron detenidos en un auto robado.

Fuentes policiales informaron que la persecución comenzó en horas de la mañana, en el cruce de la avenidas 9 de Julio y Córdoba, cuando cuatro motociclistas de la Comisaría de Autopistas observaron a seis personas en un Honda Accord robado.

Al intentar identificarlos, el conductor del auto, que estaba acompañado por otro hombre y cuatro mujeres, aceleró la marcha para escapar.

Las fuentes dijeron que se inició una persecución por la 9 de Julio que continuó por la autopista Illia, donde los sospechosos, a alta velocidad, se llevaron por delante la barrera del peaje y continuaron con la huida.

Los cuatro motociclistas de la Policía Federal continuaron detrás del auto robado y, al llegar a una estación de servicio situada sobre la avenida Costanera, frente al Aeroparque, lograron encerrarlos y hacer detener la marcha del Honda.

Dos de los ocupantes del auto, un hombre y una mujer, escaparon corriendo y se arrojaron a las aguas del Río de La Plata, mientras que los otros cuatro, tres chicas y un varón, fueron detenidos en el lugar, precisaron los voceros policiales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.