Paulina Lebbos: dio negativo el estudio de ADN al hijo de José Alperovich

Daniel Alperovich había sido sometido al cotejo en el marco de la investigación del crimen de la joven tucumana
Daniel Alperovich había sido sometido al cotejo en el marco de la investigación del crimen de la joven tucumana Crédito: José Romero Silva
Fabián López
(0)
6 de marzo de 2018  • 14:34

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- El ADN de Daniel Alperovich, hijo menor del exgobernador y actual senador nacional José Alperovich , no corresponde a las muestras genéticas que fueron recogidas del cuerpo de Paulina Lebbos . La novedad fue comunicada hoy en una nueva audiencia del juicio por el crimen de la joven estudiante, ocurrido en 2006 en esta provincia.

En el debate oral, que comenzó el pasado 6 de febrero, están siendo juzgados cuatro ex funcionarios durante el gobierno de Alperovich, acusados de haber participado del encubrimiento del asesinato. Ellos son el ex secretario de Seguridad, Eduardo Di Lella, el ex jefe de Policía, Hugo Sánchez, el ex subjefe de la fuerza, Nicolás Barrera y el ex subjefe de la Regional Norte de la Policía, Héctor Rubén Brito. Por el mismo delito está siendo juzgado el policía retirado Hugo Waldino. El otro imputado es Roberto Luis Gómez, acusado de ser el autor material del asesinato de la joven estudiante de Comunicación, debido a que se confirmó que utilizó el celular de la víctima desde horas posteriores a su desaparición, el 26 de febrero de 2006, hasta el año 2011.

Daniel Alperovich había sido vinculado a la causa, al igual que su hermano Gabriel y que Sergio Kaleñuk, hijo de un ex colaborador del exgobernador Alperovich, en la denominada pista de "los hijos del poder". Los dos últimos se habían sometido al estudio genético en 2014. En los tres casos, resultó negativa la comparación de sus muestras de ADN con un pelo teñido que había sido encontrado en el cuerpo de Paulina.

El estudio realizado al menor de los hermanos Alperovich fue realizado por el Servicio de Huellas Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires.

Paulina Lebbos fue asesinada en 2006
Paulina Lebbos fue asesinada en 2006 Fuente: Archivo

Según revela el informe pericial difundido hoy, fue imposible cotejar las muestras con otro pelo encontrado junto a la víctima, de color cano, debido a que se degradó con el paso del tiempo por estar mal preservado.

Además, según señaló el fiscal de Cámara, Carlos Saltor, de una uña encontrada junto al cuerpo de la víctima se pudo realizar un perfil genético, por lo que en el futuro se podrán hacer comparaciones si así se dispone.

Con los testimonios de personas allegadas a Paulina durante el juicio y el resultado de los análisis de ADN comenzó a diluirse la denominada pista de los "hijos del poder".

En cambio, debido a las numerosas contradicciones en las que incurrió al declarar como testigo, se complicó la situación de César Soto, ex pareja de Paulina y padre de su hija.

El fiscal Saltor requirió que se lo impute por el delito de falso testimonio mientras que la defensa de uno de los imputados solicitó que se investigue si tuvo participación en el crimen.

Paulina Lebbos tenía 23 años y una hija cinco cuando desapareció, el 26 de febrero de 2006, a la salida de un boliche de San Miguel de Tucumán. Su cadáver fue encontrado 13 días después al costado de la ruta 341, cerca de la localidad de Tapia, a 30 kilómetros de la capital provincial. El cuerpo tenía rasgos de estrangulamiento, quemaduras de cigarrillo y estaba en un avanzado estado de descomposición. La Justicia confirmó que el cuerpo fue movido y que la escena del crimen fue adulterada, al igual que las actas policiales donde se informaba del hallazgo del cadáver de la joven. Por ese último hecho fueron condenados en 2013 los policías Enrique García y Manuel Yapura.

Alberto Lebbos, padre de la joven, luchó durante años para que el crimen no quedara impune
Alberto Lebbos, padre de la joven, luchó durante años para que el crimen no quedara impune Fuente: Archivo

¿Crimen narco?

Durante el juicio también surgió una nueva pista sobre un supuesto crimen vinculado al narcotráfico. La hipótesis comenzó a tomar forma tras la declaración testimonial de Magdalena Karina Cruz, una empleada doméstica de cuyo celular se realizaron llamados telefónicos con varios de los testigos del juicio y con un importante narcotraficante a nivel regional que es investigado por la Justicia Federal. La mujer dijo que el celular no le pertenece, sino que había sido adquirido y puesto a su nombre por su empleadora, Macarena Bordato. Según Cruz, la propia Bordato le consiguió un abogado para que la represente cuando fue citada a declarar por la comunicación telefónica con el supuesto narco.

Se confirmó que desde ese mismo teléfono se realizaron llamados a varios de los testigos del juicio, entre estos Virgina Mercado, la amiga con la que Paulina Lebbos había salido a bailar la noche en que fue vista con vida por última vez, José Luis Gómez (el padre de Roberto Gómez, único imputado por el crimen) y Walter "Chichilo" Acevedo (uno de los líderes de la barra brava de Atlético Tucumán).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.