Pedían ayuda porque su bebé no respiraba y un policía le salvó la vida