Entusiasmo por el incremento en las reservas. Pinamar revive tras el fin de semana