Hay buenos ánimos entre los operadores. Pinamar sacó ventaja de la segunda quincena