Pinamar: se volaron carpas y sillas en los balnearios por un fuerte temporal

Un temporal causó destrozos en Pinamar, Ostende y Villa Gesell

00:49
Video
Darío Palavecino
(0)
9 de enero de 2019  • 16:26

PINAMAR.- Tormenta desde la mañana, vientos por la madrugada y ráfagas que tras el amanecer tiraron abajo árboles, cables del tendido eléctrico y de televisión y un sector de carpas de playa, con toldos y sillas que volaban por el aire.

Este temporal sorprendió a pinamarenses y turistas, que no solo volvieron a amanecer con un día gris sino con condiciones meteorológicas muy complicadas que terminaron con ramas cruzadas sobre las calles, varias de ellas también anegadas por los 40 milímetros de lluvia caída en muy pocas horas. No hubo personas evacuadas ni heridas.

Oscar Villegas, ex director de Defensa Civil del Partido de Pinamar, explicó a LA NACION que este fenómeno se produjo por el paso de un frente frío acompañado de una importante actividad eléctrica, además de chubascos y fuertes vientos.

"Salvando distancias y consecuencias, hizo recordar al paso de una tromba durante febrero de hace dos años", dijo sobre las características de esta tormenta que generó "embudos" por un viento circular que envolvía y arrastraba todo lo que se cruzaba. Se perdieron algunas chapas de techos, castigó duro al balneario El Faro (en Ostende) –perdió decenas de sillas y tuvo destrozos en sus lonas del servicio de sombra en playa- y otros elementos menores.

Las ráfagas de viento llegaron a los 80 kilómetros por hora y se mantuvieron durante un par de horas. Eso significó que buena parte del distrito se quedara sin energía eléctrica por cortes y caída de cables. También se perdió acceso a Internet, por lo que a los especialistas les resultó difícil seguir la evolución de la tormenta.

Villegas destacó que se había anticipado un escenario como el que finalmente se dio desde las primeras horas de este día. Las condiciones mejoraron a partir de la tarde y a partir de mañana se esperan condiciones mucho mejores, con cuatro o cinco días óptimos para disfrutar de la playa.

Atribuye este fenómeno a "El Niño", con condiciones cálidas del océano Pacífico que cruzan hacia este lado de la cordillera y al enfrentarse con un frente frío se generan tormentas. "Así será durante este verano", anticipó sobre la inestabilidad climática que espera a la costa atlántica para enero y febrero.

El temporal también alcanzó al distrito de Villa Gesell, donde hoy se cumplen cinco años de la caída de un rayo que en la playa mató a cinco personas y dejó heridas a otras tantas. El viento provocó caída de ramas y también cortes en el suministro eléctrico, servicio que se estaba restableciendo durante la tarde a partir de reparaciones en el cableado que estaba afrontando la cooperativa a cargo de la prestación.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.