Coronavirus en la Argentina. Menos movimiento pero muchos comercios abiertos en la zona sur del Gran Buenos Aires en el primer día de la nueva fase 1

Muy pocos pasajeros esta mañana en el Metrobús de la avenida Calchaquí, en Quilmes
Muy pocos pasajeros esta mañana en el Metrobús de la avenida Calchaquí, en Quilmes Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford
Olivia Díaz Ugalde
(0)
1 de julio de 2020  • 11:33

En el comienzo de la nueva fase del aislamiento social y obligatorio para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), en la zona sur del conurbano bonaerense volvió el silencio y la tranquilidad a las calles. Esta mañana hubo poco movimiento de gente y se notó una reducción en el flujo vehicular.

Las primeras horas de hoy las principales avenidas de la zona de Quilmes, Lanús y Avellaneda lucieron despobladas. Fueron escasos los peatones y pasajeros de colectivos. Solamente abrieron las puertas aquellos comercios de categoría esencial; todos los demás lucieron con sus persianas y rejas bajas. Sin embargo, con el correr de las horas la gente empezó a salir a la calle, y el mayor movimiento se registró frente a los locales comerciales abiertos.

"Hay pocos controles en esta zona, pocas veces me controlaron acá. El barrio está muy tranquilo, siempre lo estuvo, nunca tuvimos mucho movimiento", dijo Mariela, de 45 años, la única pasajera que esperaba el colectivo en la parada del metrobús de la avenida Calchaquí y Triunvirato, y que prefirió reservar su apellido.

Controles vehiculares en la avenida Yrigoyen y Eva Perón, en Lanús
Controles vehiculares en la avenida Yrigoyen y Eva Perón, en Lanús Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford

Con el correr de las horas un leve incremento en el movimiento comenzó a tomar las avenidas, con la llegada a su destino de camiones con mercadería, y el ir y venir de algunos autos particulares. "No tuvimos gran congestión esta mañana. Fue un tránsito moderado y todos nos mostraron el permiso correcto", explicó uno de los oficiales de Tránsito Urbano apostado sobre la avenida Calchaquí. Como este, se vieron otros controles similares en la entrada al Municipio de Quilmes y sobre la avenida La Plata.

Manteniendo el distanciamiento social y con tapabocas, los primeros clientes comenzaron a formar filas en las puertas de las farmacias y verdulerías, mientras que los interiores de las despensas y pequeños mercados aún se mantenían vacíos. Lo mismo sucedió en los colectivos, cuyos interiores transportaban uno o dos pasajeros, aunque en su mayoría pasaban vacíos.

"Tengo que trabajar, y cuando vi que mi permiso estaba todavía habilitado aproveché para hacer algunas cosas pendientes que tenía. Después no sé cómo voy a hacer. Está difícil la situación", dice Néstor, de 55 años, luego de pasar el control de la avenida Hipólito Yrigoyen y Eva Perón.

Sin embargo, en el centro de Lanús Oeste, por las avenidas y calles aledañas, se vio una mayor congestión peatonal. También fue mayor el número de comercios abiertos, de diversas categorías. Sin protocolos de distanciamiento, pero con tapabocas, las personas aguardaban su turno frente a locales de venta de alimentos y farmacias, apiñados unos con los otros. Una situación similar se dio en algunos de los supermercados ubicados sobre la avenida San Martín.

"Decían que iba a estar todo cerrado, pero acá después de las 10 abrieron casi todos los comercios. Está complicada la situación, porque nos tenemos que cuidar, pero si no trabajamos, se hace muy cuesta arriba. Desde marzo que no tengo trabajo porque mi empleador cerró, pero soy de salir a recorrer el barrio y miro, hablo con los vecinos y ellos me cuentan", dijo Darío Mendoza, un vecino de Lanús, mientras mantenía su charla matutina con el dueño de una pinturería sobre la calle Darwin.

En tanto, los puestos policiales en la avenida San Martín y Hornos eran mucho más rigurosos que en otras zonas del conurbano. Tanto en pasajeros de colectivos, conductores y peatones, los efectivos revisaron y apercibieron a todo aquel que circuló sin el permiso debido, pidiéndoles a los conductores que retomaran por donde venían o a los pasajeros que descendieran del colectivo. Durante la media hora que permaneció LA NACION en el lugar, al menos tres pasajeros debieron bajar del colectivo y dos autos no pudieron seguir con su recorrido por la falta en su actualización del permiso.

"Apenas descendió el tráfico en esta zona. En comparación con otros días, el caudal sigue más o menos igual, la gente no entiende que debe guardarse. Acá somos más de diez efectivos trabajando y buscamos que se respete ya que esta es una intersección que une muchos varios", describió el oficial policial a cargo de este puesto de control.

Largas filas y demoras

La funcionaria de la secretaría de Innovación Pública Micaela Sánchez Malcolm señaló a Télam que hay un 50% menos de permisos de circulación en el AMBA con respecto a los que había la semana pasada. Además recordó que ya perdieron vigencia los permisos de trabajadores esenciales con residencia en el AMBA y que comenzaron a regir los nuevos Certificado Únicos Habilitantes de Circulación (CUHC).

El total de permisos renovados en el área metropolitana fue de 2.235.083, que corresponden a trabajadores esenciales, y de 131.407 permisos especiales con una validez de 24 horas. Del total de los permisos de trabajadores esenciales, 584.295 fueron tramitados en la ciudad de Buenos Aires y 1.650.788 en el Gran Buenos Aires, mientras que los especiales (por fuerza mayor, atención médica o asistencia a una persona) son 40.404 de la Ciudad y 91.003 del conurbano.

Además, según apuntó, durante la primera mañana del día se labraron diez actas en el centro de trasbordo de la estación Constitución y otras diez en la entrada de la línea C de subte, el doble respecto de la semana anterior.

En tanto, los accesos a la ciudad en el Puente Pueyrredón, Puente La Noria, el peaje Autopista Buenos Aires-La Plata, Panamericana y General Paz fueron los puntos donde mayor demoras se registraron, y las filas de autos y camiones llegó a medir más de tres kilómetros.

En tanto, por las autopistas de la ciudad circularon en las primeras horas del día 10.000 vehículos, que significa 42% menos respecto de la semana pasada. Los sensores de la Secretaría de Transporte en las principales avenidas porteñas, registraron una caída del 4% respecto del miércoles anterior, con un total de 12.000 autos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.