Podrían reducir el precio de los peajes

Carlos Ruckauf decretaría una quita del 50% en las rutas 2 y 11; las concesionarias afirmaron que no fueron consultadas
Pablo Morosi
(0)
28 de diciembre de 2001  

LA PLATA.- El gobierno de la provincia de Buenos Aires estudia actualmente el texto de un decreto que dispone una rebaja del orden del 50 por ciento en la tarifa de los peajes de las rutas nacionales 2 y 11, que conducen a diversos puntos de las costa bonaerense.

El decreto, que sería firmado en las próximas horas por el gobernador Carlos Ruckauf y que entraría en vigor a partir del próximo miércoles, 1° de enero de 2002, tomó por sorpresa a las empresas concesionarias, que analizan la actitud que adoptarán, pues aseguran que no fueron consultadas al respecto.

Es más, la primera versión que se conoció ayer de fuentes cercanas a la gobernación respecto de que esa medida respondía a un acuerdo entre el gobierno provincial y las concesionarias de las rutas quedó rápidamente desmentida tanto por las firmas como también por el Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires, desde donde se negó que el titular de esa cartera, Julián Domínguez, haya impulsado negociaciones en ese sentido y se adjudicó la paternidad de la iniciativa a la gobernación provincial.

Reuniones urgentes

En Covisur (ruta 2) y en Camino del Atlántico (ruta 11), cuyos directorios estuvieron ayer reunidos buena parte del día para estudiar -por separado- las consecuencias de la medida, prefirieron no adelantar una opinión hasta tanto no haya un anuncio oficial de parte del gobierno bonaerense, aunque reconocieron que recibieron de las autoridades el texto del decreto en cuestión.

De concretarse la iniciativa, los usuarios de la ruta 2 -en total 370 kilómetros de extensión- que viajen en automóvil deberán pagar, sumando los peajes de Samborombón ($ 4,5) y Maipú ($ 2,50), 7 pesos, en lugar de los 12,50 pesos que se abonan en la actualidad, lo que representa una reducción del 44 por ciento.

Para quienes circulen por la ruta interbalnearia 11 (385 kilómetros), el beneficio será mayor, ya que la rebaja alcanzará el 50 por ciento: de los ocho pesos que hay que pagar para atravesar la estación de peaje de General Conesa sólo habrá que disponer de 4 pesos. Idéntica disminución operará en los peajes de Mar Chiquita (hoy de 4 pesos), que pasará a costar 2 pesos, y en la ciudad de General Madariaga (3,40 pesos), que será de 1,7 peso.

Noventa días

Según se supo, el decreto -cuyos detalles trascendieron, a pesar del intento del gobierno provincial de mantenerlos en reserva- tendrá vigencia durante 90 días, lapso tras el cual las tarifas volverían a su actual nivel de precios.

Así, la medida regirá durante los meses de verano, en los que se produce la mayor circulación de vehículos por las citadas autovías.

Desde hace tiempo, comerciantes, productores agropecuarios, legisladores y vecinos de localidades por donde pasan estas rutas, entre otros, vienen solicitando rebajas en el precio de los peajes.

Esos montos, sobre todo en la cabina de peaje de Samborombón, ya provocaron numerosas protestas de los habitantes de las ciudades de Chascomús y de Castelli, así como de otras localidades aledañas más pequeñas, cuyos vecinos protagonizaron numerosos cortes a lo largo de la ruta nacional 2.

Los afectados argumentan que para salir de esos pueblos hacia ciudades como La Plata o hacia la Capital tienen que pasar por una cabina habiendo transitado sólo unos pocos kilómetros. Y aseguran que pagan los kilómetros más caros del mundo.

Los últimos recortes

La última rebaja de precios dispuesta a principios del corriente año por la empresa Covisur redujo el valor del peaje de la ruta 2 en un 11 por ciento, es decir que de los 9 pesos que se debía pagar en Samborombón se pasó a 8 pesos, lo cual si bien atenuó las protestas de los lugareños, las quejas siguieron expresándose a lo largo de los días.

"Por el momento, preferimos guardarnos nuestros comentarios hasta contar con mayor información", dijo a LA NACION Julio Mosqueira, gerente general de Camino del Atlántico, una de las empresas afectadas por la medida unilateral del Ejecutivo provincial.

Lo mismo repitió el gerente de explotación de esa firma, José Daima, luego de reconocer que la concesionaria estaba estudiando un texto enviado desde el gobierno unas pocas horas antes.

Desde Covisur, el vocero de la compañía, Joaquín Lobos, aseguró: "Nosotros recibimos el decreto y está bajo análisis, por lo que, por ahora, no tenemos nada que decir", fue el escueto comentario.

Enfrentamiento reiterado

No es la primera vez que el gobierno bonaerense intenta imponer sus condiciones a las empresas concesionarias de los peajes. De hecho, el propio gobernador cuestionó en varias oportunidades el precio de los peajes en las rutas 2 y 11 y llegó a decir que no se correspondían con el servicio que prestaban.

También hubo fricción por la aplicación de un acuerdo firmado entre el gobierno y las concesionarias por el cual debe aceptarse el pago del peaje con patacones. Después de muchas resistencias, sólo ahora comenzaron a aceptarse.

Según dijeron anoche fuentes de la gobernación bonaerense, Ruckauf espera poder anunciar en las próximas horas la reducción del costo de los peajes "para llevar una buena noticia a los veraneantes que usan esas rutas hacia sus lugares de descanso durante las vacaciones".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.