Por la calle

Por Juan Carlos Insiarte
(0)
7 de diciembre de 2001  

Escandaletes

Locales bailables vinculados con los clubes que están asentados en las proximidades de la Avenida del Libertador y en sus adyacencias despertaron la reacción de los vecinos de Saavedra, Núñez y Belgrano.

Estos lugares de supuesta habilitación irregular, según denunciaron los vecinos, son el principal motivo de la proliferación de la violencia, el vandalismo, los ruidos molestos, la drogadicción y la ingesta desmedida de alcohol, lo que generó el clima de inseguridad inédito en esos barrios.

El defensor adjunto del Pueblo, Antonio Elio Brailovsky, recibió a los preocupados vecinos que le hicieron saber de la dramática situación por la que transitan y, además, del proceso de desvalorización de las propiedades de esos lugares por los desmanes que ocurren a diario. El defensor Brailovsky aconsejó, también, un recurso de amparo para preservar la zona contra un proyecto legislativo que propicia el cambio de zonificación, lo que agravaría la situación por desmesurada concentración de viviendas y locales conflictivos.

Basura desparramada

“Me canso de ver las bolsas de desperdicios amontonadas en las veredas entre las 19 y las 24, violentadas por los cirujas; si llueve flotan desparramando su contenido, y si no llueve los restos quedan tirados en la vereda”, se quejó Carlos G. Szperling.

Este vecino observó que al paso de los recolectores, cuando las bolsas están deterioradas, el contenido vuelve a caer sobre la vereda o sobre algún coche estacionado.

Todo esto inquietó al lector, que preguntó: ¿por qué no se determinó en la última adjudicación a Cliba que se colocaran contenedores de plástico en las esquinas, tal como ocurre en numerosas ciudades civilizadas del mundo para que luego los camiones recolectores los carguen directamente?

Si esto existe para restaurantes y hospitales, ¿por qué no se contempla para los grandes consorcios?, inquirió Szperling.

Siguen las obras

Continúan los trabajos de rehabilitación integral de calzadas de la ciudad a cargo de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos.

Se están construyendo cunetas en Tucumán entre Paraná y Talcahuano; avenida Corrientes entre 25 de Mayo y Florida; Bartolomé Mitre entre Montevideo y Uruguay, y Chacabuco entre avenida Belgrano y Rivadavia. Sigue la aplicación de material asfáltico en la avenida Balbín y Galván y en la avenida de los Constituyentes entre avenida de los Incas y la Gral. Paz. En la avenida Pedro de Mendoza y Brandsen, en La Boca, se están efectuando tareas de nivelación para la apertura de calles.

Peligrosa sorpresa

Los automovilistas que avanzan por la avenida Rivadavia y giran hacia Morellos para luego tomar Yerbal, en Caballito, se encuentran con una peligrosa sorpresa.

En plena curva y en el medio de la calzada hay un tremendo bache que es casi inevitable. Por su profundidad se va incrementando día tras día, y puede producir accidentes por distintas razones.

Una es obvia: la caída en la profundidad, y otra se debe a que muchos conductores, al advertir la presencia de este gran bache, frenan de inmediato a riesgo de ser embestidos por otro vehículo que viene por atrás.

Lo cierto es que de noche es una trampa segura, porque Morellos se caracteriza por ser una calle muy oscura.

Villa que crece

“A pesar de la contracción general de la economía, y en especial la del sector inmobiliario, a quienes no parece afectarles la recesión es a los nuevos habitantes de la Villa 31”, comentó con ironía Fernando Iriarte.

“Cada vez que tomo la autopista Illia puedo ver cómo día tras día aumenta el número de nuevas construcciones y en la mejor ubicación”, puntualizó.

Para comunicarse con esta columna, los lectores que deseen hacer llegar sus inquietudes pueden hacerlo al siguiente correo electrónico: jcinsiarte@lanacion.com.ar

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.