Por ley, en Santa Fe los grandes supermercados deberán cerrar los domingos