Postergan otra vez la apertura del aeropuerto de Bariloche

No operará al menos hasta el 8 de julio, aunque los trastornos podrían durar otro mes
(0)
29 de junio de 2011  

SAN CARLOS DE BARILOCHE.–La llegada de turistas brasileños y nacionales que ingresan a la ciudad por vía aérea en invierno vuelve a ser postergada tras la decisión de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) de mantener cerrado el aeropuerto internacional al menos hasta el 8 de julio y con probabilidades de extenderse la clausura aún más.

Los intensos vientos que se registraron ayer en la región volvieron a movilizar las cenizas depositadas en veredas, calles y techos, lo que hizo dificultosa la visibilidad en la ciudad, mientras que en el aeropuerto las cenizas desperdigadas en los campos aledaños volvieron a cubrir la pista de aterrizaje.

Ante este panorama y considerando que las condiciones para restablecer los vuelos son "complejas", técnicos de la ANAC resolvieron ayer que el aeropuerto seguirá sin operar al menos hasta el 8 de julio próximo; esto posterga nuevamente los plazos previstos para la posible apertura para este viernes.

Desde hace dos semanas no se registraron nuevas precipitaciones de cenizas en Bariloche, pero la suspensión en el aire y el movimiento de las cenizas acumuladas generan inconvenientes y dificultan la tarea de reapertura del aeropuerto, donde es necesario despejar la totalidad de las partículas de los campos cercanos en un radio de 5 kilómetros, además de que se aplaquen lluvias y nevadas.

El ministro de Turismo, Enrique Meyer, señaló a La Nacion que "se garantizará el arribo de pasajeros a través de los aeropuertos de Neuquén y Esquel, y el traslado terrestre hacia Bariloche desde esas localidades".

Entre los aeropuertos alternativos sólo Esquel –distante a 300 kilómetros– retomó su operatividad el fin de semana pasado y Neuquén –ubicado a 460 kilómetros– continuará cerrado hasta la próxima reunión del comité de crisis, que se realizará el viernes próximo.

Las vías terrestres de acceso a Bariloche están habilitadas aunque ayer, por efectos del viento y la suspensión de cenizas, se requirió extremar la precaución al conducir y en algunos sectores se incrementaron las dificultades por la presencia de hielo en las calzadas.

El sector empresario evaluó, además, el impacto negativo que tuvo la declaración del desastre económico y social de la ciudad, que se ordenó anteayer bajo presión de los pequeños y medianos comerciantes agobiados por la crítica situación que atraviesan. Para los hoteleros y prestadores de servicios de turismo el anuncio tuvo un "efecto contraproducente" y se sucedieron durante toda la jornada consultas de operadores y turistas por esta situación.

Por su parte, el hotel más grande y lujoso de Bariloche, el Llao Llao Hotel & Resort Golf Spa, que permaneció cerrado durante tres semanas por la presencia de cenizas y la falta de turistas, anunció que el lunes próximo volverá a abrir sus instalaciones luego de haber realizado una importante tarea de reacondicionamiento y limpieza.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?