Preguntas y respuestas

(0)
29 de diciembre de 2009  

¿Qué sucedió en San Antonio de Areco?

La ciudad se inundó por el desborde del río que la cruza tras las fuertes lluvias de los últimos días. El fenómeno causó 3000 evacuados y dejó 90 hectáreas urbanas bajo el agua. También se vieron afectadas Salto, Rojas y Pergamino (donde hubo dos muertes), entre otras ciudades del norte bonaerense.

¿Por qué surgió la polémica?

Apenas se produjo el fenómeno, el gobernador Daniel Scioli atribuyó el desastre a la construcción ilegal de canales por parte de productores agropecuarios.

¿Qué pruebas presentó el gobierno de Scioli?

Ayer, luego de sobrevolar la zona afectada, los ministros bonaerenses de Obras y Servicios Públicos, Cristina Alvarez Rodríguez, y de Justicia, Ricardo Casal, dijeron haber confirmado la existencia de canales de forma rectilínea que desembocan en el río.

¿Qué dicen los productores?

Aunque no desconocen que pueda haber canales irregulares, la Asociación Regional de Productores de Areco atribuyó la inundación a una lluvia extraordinariamente copiosa y a la falta de capacidad de los puentes sobre las rutas 8 y 41, que funcionaron como diques de contención.

¿Cambió el régimen de lluvias?

En el norte bonaerense, en los últimos dos meses llovió lo mismo que durante todo 2008. Particularmente en San Antonio de Areco, en noviembre y diciembre llovieron 526 milímetros, mientras que en todo el año pasado habían caída 520 milímetros. En 2009, en esa zona llovieron 1319 milímetros.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.