Preocupa el pronóstico de fuertes lluvias en Santa Fe

A dos semanas del desborde del río Salado unas 8600 viviendas siguen anegadas, poco más de 70.000 personas continúan evacuadas y otras 500 desaparecidas
(0)
11 de mayo de 2003  • 12:54

SANTA FE.- A dos semanas del desborde del río Salado en la ciudad de Santa Fe, unas 8600 viviendas siguen anegadas, poco más de 70.000 personas continúan evacuadas y otras 500 desaparecidas, mientras persiste la preocupación por el pronóstico del Instituto Nacional del Agua (INA), que alertaba para mañana fuertes lluvias en la zona.

La secretaria de Estado de Promoción Comunitaria de la provincia, Adriana Cavuto, señaló que la entrega de alimentos a los damnificados, que se restableció ayer después de haberse interrumpido durante cinco días, se realizaba con normalidad.

Las bombas de extracción de agua trabajaban intensamente en los lugares inundados, donde aún hay 8600 viviendas anegadas, en las que se estima habitaban 33 mil personas.

Por otra parte, se conoció que la embajada de los Estados Unidos concretó ayer la entrega de una donación de 50.000 dólares para que los distribuya a los afectados por el desastre la ONG del "Movimiento los Sin Techo", que conduce el padre Atilio Rosso de esta ciudad. Esa organización no gubernamental funciona desde hace catorce años y asiste permanentemente a embarazas y niños de las zonas carenciadas.

En tanto, la Federación Agraria Argentina (FAA) informó que hasta el momento las pérdidas no pueden ser determinadas ni cuantificadas, especialmente porque en los 7 millones de hectáreas que se encuentra anegadas no se puede conocer el grado de salinización que presentarán los campos cuando se retire el agua.

Los pobladores y autoridades aguardaban con preocupación la jornada de mañana, donde se esperan lluvias en la cuenca del Salado, después de la catástrofe iniciada el último 29 de abril, lo que provocó por ahora al menos 23 víctimas fatales.

Esta mañana la ciudad amaneció con tiempo bueno, cielo algo a parcialmente nublado y con leve ascenso de la temperatura.

El jefe de la Prefectura "Bajo Paraná", prefecto Mayor Gustavo Mario Bourilhón, señaló que "en las últimas 24 horas no aparecieron cuerpos humanos bajo las aguas". Anoche, el gobernador Carlos Reutemann precisó que todavía permanecen 36.103 personas en centros de evacuados, a los que se suma una cifra similar en condición de autoevacuados, y otras 500 que no fueron localizadas por el momento.

La distribución de alimentos a los evacuados se efectuaba mediante el padrón electoral y el padrón anexado del programa de Emergencia Alimentaria elaborado el año pasado por un programa del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Fuente : DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.