En un colegio religioso de Villa Devoto. Preocupación por la muerte de un chico por meningitis