Presentan el proyecto oficial para sanear el Riachuelo

Crea una autoridad única de cuenca con poder de policía y sanciona a empresas que contaminen
(0)
28 de agosto de 2006  

El presidente de la Nación, Néstor Kirchner, presentará hoy el proyecto de ley por el cual se crea una autoridad única de cuenca que pueda controlar, fiscalizar y penar a quienes atenten contra el plan de saneamiento del Riachuelo, que la Corte de Suprema de Justicia pidió a los gobiernos nacional, bonaerense y porteño en junio último. Además, podría declarar la emergencia ambiental de la cuenca, tal como lo hizo la Capital por una ley hace dos semanas.

La Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) está descripta en la presentación judicial como el "eje político" del plan y "tiene como responsabilidad principal la recuperación de los recursos naturales y la restauración de la calidad ambiental" del río. Estará integrada por seis miembros y será presidida por la secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Romina Picolotti. También la integrarán representantes de los gobiernos bonaerense y porteño.

La Acumar tendrá un consejo municipal del que participarán los representantes de 14 municipios bonaerenses y un comité de seguimiento y participación social con funciones consultivas. Para controlar y fiscalizar los emprendimientos y las industrias en las riberas del río estará la Dirección Nacional de Control y Fiscalización Ambiental, que también dependerá de Picolotti y contará con el poder de policía interjurisdiccional.

"Está previsto ampliar la capacidad del laboratorio existente en el predio del agua [en el predio del Instituto Nacional del Agua] y se instalará un nuevo laboratorio dedicado al control de emisiones industriales y un laboratorio móvil", se indica en la presentación ante la Corte.

Para realizar el control se crearán dos grupos de inspectores: un cuerpo tendrá una presencia física permanente en lugares estratégicos de la cuenca, y otro, móvil, que la recorrerá. Aquí se incluye la posibilidad de un apoyo aéreo y otro acuático. "Además, se realizarán controles aleatorios de oficio a la actividad industrial y a los servicios públicos", agrega el informe.

Entre otros puntos, ese escrito enumera una serie de programas, entre ellos los monitoreos de la calidad del aire y un programa sobre suelos. Y le otorga una gran importancia al plan para concretar el tendido de red de agua potable al 35 por ciento de la población de la cuenca y, cloacas, al 55%, según los cálculos del mismo informe en más de cinco millones de personas. También hace hincapié en la reconversión y el ordenamiento industrial y el saneamiento ambiental, además de la regulación hidráulica y de los vertidos.

Respecto del ordenamiento industrial, prevé la creación de un fondo compensador para la reconversión industrial. Según los cálculos que trascendieron la semana pasada, el costo del saneamiento alcanzaría los 3000 millones de dólares. Una parte podría provenir de fondos internacionales y otra, de propios.

Estiman que la atención sanitaria será prioridad, en especial a los damnificados por la contaminación en la parte baja da la cuenca, como es el caso de Dock Sud, Barracas y La Boca.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.