Tras la fuga del penal de General Alvear. Presos huyen vestidos con piel de ovejas