La sensación témica ya superó los 33 grados en la Ciudad