El satélite argentino en Cabo Kennedy. Problemas climáticos impidieron el despegue