Prohíben en Luján que se beba alcohol en la vía pública

Eso incluye la ingesta dentro de vehículos
(0)
12 de diciembre de 2001  

LA PLATA.- Luján intenta poner freno al creciente número de jóvenes que toman bebidas alcohólicas en la vía pública o en vehículos.

Con ese objetivo, el Concejo Deliberante de ese partido sancionó la ordenanza 4357, que prohíbe a distribuidores de bebidas alcohólicas vender a comercios que no están autorizados para el expendio minorista, como quioscos y polirrubros.

La norma también prohíbe el consumo de alcohol no sólo en la vía y espacios públicos del distrito, sino “en vehículos automotores que se encontraren en esos ámbitos, aun cuando quien consumiere no se hallare a cargo de la conducción y el vehículo no se encontrare circulando”.

Según los fundamentos, esta disposición responde a la cantidad de jóvenes que se reúnen para beber en vehículos a la vera del río Luján, durante las noches de fin de semana.

A fondo

La ordenanza incluye una revisión de las habilitaciones comerciales, con el objeto de discriminar los almacenes, despensas y supermercados, que tienen permitida la venta de alcohol, de aquellos que no la tienen por ley provincial.

Asimismo, el Ejecutivo comunal intimará a los comerciantes para que opten por un tipo de habilitación.

A partir de esta ordenanza no se admitirá que los quioscos funcionen bajo la figura de almacén. Este es el principal obstáculo a la hora de controlar la venta de alcohol en locales no autorizados, porque muchos quioscos figuran como despensas.

Regularizadas las habilitaciones, los quioscos deberán exhibir un cartel perfectamente visible que exprese la veda para vender alcohol.

A su vez, las confiterías bailables, discos y similares, que venden bebidas alcohólicas, deberán exhibir la leyenda: “Se venden bebidas alcohólicas, prohibido el acceso a menores de 18 años”.

Todas las bebidas se servirán en envases irrompibles, para “evitar accidentes y situaciones violentas”.

Inspiración

Algunas de estas medidas tienen relación con el proyecto de ley de Eduardo Amadeo, titular de la Secretaría de Prevención y Asistencia de las Adicciones, que se encuentra en el Senado provincial.

La idea es impulsar normas locales que combatan los problemas regionales ligados con el caso del alcohol.

Concretamente, la ordenanza mencionada responde a esta idea de descentralizar los controles y la legislación que regula la comercialización y distribución de bebidas alcohólicas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.