Proponen encarcelar a los padres que no envíen a sus hijos a clases