"Que se despierte la gente que nos tiene que cuidar", exigió el colectivero atacado en Escobar

El chofer de la línea 60, Fabián Verón, relató el asalto en el que sufrió la amputación de un dedo; "Pensé que no vería crecer a mis hijas", dijo; sus compañeros realizaron una fuerte movilización en reclamo de seguridad
(0)
11 de diciembre de 2009  • 09:31

Fabián Verón, el colectivero de la línea 60 que sufrió la amputación de un dedo al ser asaltado por tres individuos cuando llegaba a la terminal de Escobar, exigió hoy "que se despierte la gente que nos tiene que cuidar a todos", luego de que sus compañeros realizaran una fuerte movilización en reclamo de seguridad.

"Pensé que no vería crecer a mis hijas, que no terminaría de darles lo que tengo que darles que es crianza y educación para que algún día sean mujeres de bien, que es lo que más quiero", dijo entre sollozos el chofer en declaraciones al canal C5N.

El hecho fue cometido alrededor de las 4.30 de la madrugada de ayer, cuando el colectivero de 41 años, detuvo el colectivo que conducía a pocas cuadras de la terminal de ómnibus sobre la vieja ruta 9 para despertar a tres supuestos pasajeros.

Según informó Verón, cuando el chofer se aproximó a los pasajeros que aparentaban estar dormidos, fue sorprendido por uno de ellos, armado con un revólver.

Los delincuentes, lo obligaron a conducir el colectivo hasta un lugar oscuro, donde le propinaron una golpiza y, al no poder violentar la alcancía de la máquina expendedora de boletos, lo forzaron a poner la mano derecha sobre la máquina y con un hacha le cortaron el dedo índice, para después darse a la fuga.

"Me pedían la llave de la maquina. No sé quién les dijo que nosotros los choferes tenemos esa llave, la tiene la empresa solamente", relató el chofer.

Verón opinó que frente a la desprotección que viven los colectiveros "no ir a determinadas zonas es muy difícil porque ahí vive mucha gente que trabaja" y exigió más cuidado policial.

Ayer, compañeros de la víctima resolvieron parar en reclamo de seguridad y realizaron una marcha a la localidad de Escobar. A media mañana, se trasladaron hasta la municipalidad local, y como no fueron recibidos por el intendente Sandro Guzmán, resolvieron copar el edificio comunal.

Asimismo, un grupo de choferes de la misma línea manifestaron su reclamo frente al Congreso, haciendo circular un centenar de unidades y entorpeciendo el tránsito de la zona céntrica de la Capital.

"Lo que nosotros queremos es seguridad, nada mas que eso, y que podamos trabajar tranquilos, sin temor a que pasen cosas como las de hoy", enfatizó el delegado de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Miguel Sotelo.

Los colectiveros, mientras sus delegados mantenían una reunión en el Concejo Deliberante local, cortaron el acceso a Escobar por Panamericana, al que solo se podía acceder por Avenida de los Inmigrantes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.