Quedó habilitado el nuevo puente vial

Hubo choques y un embotellamiento Como era gratis, más de 3000 vehículos intentaron atravesarlo Se necesitan obras para mejorar los accesos de cada lado Desde hoy se cobrará 9 pesos a los autos que lo crucen
(0)
23 de mayo de 2003  

ROSARIO.- "Esta obra es una bocanada de aire fresco que ayuda a templar los ánimos y a seguir adelante en un momento muy difícil para la región", aseguró el gobernador de Santa Fe, Carlos Reutemann, al habilitar el puente que une las ciudades de Rosario y Victoria. Sólo que la inauguración se empañó cuando se produjo el primer accidente y un gigantesco embotellamiento obligó a cortar el tránsito primero y a racionarlo, después.

Habían transcurrido poco menos de dos horas desde la habilitación cuando se registró el primer accidente, cuando un Renault 12 blanco, que se había detenido en un parador a 8 kilómetros al norte de la cabecera rosarina del puente, giró en U para emprender el regreso y fue impactado por otro Renault que viajaba en dirección a Entre Ríos.

Debido al embotellamiento causado por la gran cantidad de vehículos que cruzó, dado que no se cobraba peaje, a cinco kilómetros de Victoria se produjo un choque en cadena que involucró a cuatro automóviles. Una mujer que resultó herida y debió ser trasladada a un centro sanitario rosarino. Para aliviar el tráfico por la ruta debió interrumpirse la circulación de vehículos de 18.30 a 20, cuando la Gendarmería decidió racionar el flujo automotor a 5 vehículos cada 10 minutos. A dos horas y media de haberse inaugurado se registró el paso de 3000 vehículos.

La apertura del puente se concretó sin la pompa debido al drama de las inundaciones. El presidente de la Nación, Eduardo Duhalde, faltó a la cita y se excusó diciendo que había "prometido" no participar de ninguna inauguración. Igual hubo alfombra, discursos y corte de cintas.

"Esta es la obra más gigantesca que se hizo en el país en los últimos años, una buena nueva entre tantas malas", comentó Reutemann.

Desde hoy se cobrarán 9 pesos en concepto de peaje para los autos y 4,50 pesos para motos. Pero para que el puente se convierta en un enlace eficaz entre los océanos Atlántico y Pacífico será necesario realizar importantes inversiones en infraestructura vial, sobre todo en el territorio entrerriano, donde las principales carreteras muestran un marcado deterioro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.