Quejas por la suba y la falta de entrega de pasaportes

En algunos casos el trámite tiene una demora de casi tres meses; argumentan que es por falta de insumos
(0)
7 de mayo de 2003  • 12:55

La noticia del aumento de los aranceles para la obtención del pasaporte convocó a una nutrida concurrencia al destacamento de la Policía Federal en la calle Azopardo. Pero en la larga cola que se extendía varios metros fuera de la puerta principal del edificio, la suba no era la única preocupación. La mayoría de las quejas se centraban en la tardanza en la entrega de la documentación que, en algunos casos, se extendió hasta casi tres meses.

Tal es el caso de Marcio Reyero, un rosarino de 23 años, que tomó la decisión de realizar el reclamo en el edificio capitalino, después de esperar durante dos meses y medio que los documentos lleguen a su casa. Como en casi todos los casos, las autoridades santafecinas fundamentaron la demora en la falta de insumos y le recomendaron que se dirija directamente a la sede central para realizar la demanda. Así lo hizo y desde las 6 de la mañana aguardaba con ansiedad una respuesta, pues debe viajar a fin de mes a España, donde piensa radicarse, porque aquí no consigue trabajo.

Aunque no está de acuerdo con la suba del 73 % en el precio del pasaporte, Marcio declaró a LA NACION LINE que el incremento podría acelerar los trámites. "Creo que la medida está hecha para que la demanda baje un poco y no tengan tantos problemas. Antes, una persona podía llegar a hacer el trámite por las dudas y pagar 75 pesos, ahora no creo que paguen 130 pesos si no lo necesitan".

Otro es el caso de Emma, una mujer que el 2 de marzo realizó el trámite para la renovación del pasaporte y que, según aseguraron en la Policía, tendría sus documentos a los 15 días. Después de varios reclamos y ante la excusa repetida de la falta de papel, decidió acercarse al edificio de Azopardo para exigir una explicación. Allí se encontró con una larga fila de personas en una situación similar.

Ofuscada, Emma reveló a LA NACION LINE que no cree en los argumentos de la Policía y que seguramente estas demoras las realizan "para sacar más dinero".

Los casos se multiplican y los motivos también. Como el de Dora, una argentina de 72 años, que vive hace 21 en Perú y viajó a la Argentina para renovar su documentación. Enojada, comenta que el 15 de mayo tiene pasaje de vuelta al país latinoamericano y aún no tiene novedades.

"Lamentablemente esto sale al exterior y deteriora más la imagen de nuestro país. Me da vergüenza que los argentinos sufran a diario estas cosas en este país, que fue la Europa de América Latina", señaló la mujer.

Además, consideró que no hay gente capaz para poder volver a organizar la administración pública. "No les importa. Sólo se preocupan por las elecciones mientras el argentino aguanta. No les interesa que pasemos horas parados, para que después nos digan que en tres meses lo entregan". finalizó.

Como ellos, cientos de personas aguardaban dentro y fuera de la dependencia una simple documentación que les permita salir del país, sea cual fuere el motivo y la urgencia. Algunos, frustraron o postergaron sus viajes por la demora, otros, esperan que esto no ocurra nunca más.

Fuente: LA NACION LINE

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.