srcset

Historias para conocer

Quién es el cordobés que diseña joyas de papel que están en museos de arte

Gabriela Origlia
(0)
21 de enero de 2019  • 00:51

Son joyas de papel; arte en hojas de hilo de seda de diferentes colores que llevan un promedio de 60 horas de elaboración en el caso de las más simples (si es que ese calificativo puede aplicárseles). Son pocos quienes las hacen en el mundo; uno de ellos es el argentino Luis Acosta quien dejó su Oliva natal (a 70 kilómetros de Córdoba capital) para irse primero a Buenos Aires y, hace ya 34 años, a Holanda .

Desde Utrech, cuenta a LA NACION, que cuando desembarcó en Buenos Aires tenía dos trabajos pero, los fines de semana, los dedicaba a estudiar dibujo y arte textil. "Vivía cerca de lo que hoy es el Patio Bullrich, entonces la casa de remates Bulrich. Allí vi unos trabajos en tela y decidí que eso era lo mío; después de muchos años me pasé al papel, pero los materiales pueden cambiar porque puedo descubrir otros".

Las obras de Acosta se venden en galerías de arte de Europa y Estados Unidos y están en varios museos, como el de Arte y Diseño de Nueva York ; el del Traje en Buenos Aires y el Coda holandeses comoe el Coda de Apeldoorn; el Textil de Tilburg y el Centro de Bellas Artes de Utrecht; también integran colecciones privadas de Argentina, España , Finlandia , India , Noruega Venezuela, Estados Unidos y Holanda.

Se graduó en 1988 en el departamento textil de la Academia Gerrit Rietveld de Amsterdam y unos años después, aunque sigue confeccionando trabajos en telas, se volcó al papel. Primero hace el diseño; después selecciona los colores y ordena cómo los usará y empieza a coser la pieza a máquina.

"Doy mucha importancia a la combinación de los colores ya que es fundamental. Para cada pieza pienso y pruebo distintas combinaciones; aunque uno se repita trato de que no perturbe –explica-. No se trata sólo de combinar en las seis capas, sino de pensar cómo se verán terminados, cuál se debe destacar y cuál ser sólo un acento".

Para que el papel de hilos de seda que usa no pierda su textura natural, no le hace ningún tratamiento especial. Admite que probó una vez pero no lo convenció; "ya no era lo mismo". O sea que la duración de sus joyas depende del cuidado que le dan los dueños. "Hay que tratarlas bien, acondicionarlas; nada más".

Insiste en que sus clientes son, básicamente, coleccionistas de arte y saben "muy bien" que para que las piezas luzcan "la ropa no debe competir; hablan por sí solas". Acosta asegura que no necesita regalar a celebrities para hacer más difusión de su habilidad; sí recuerda que la reina Máxima de Holanda le envió una carta de felicitación después de una exposición.

ENSEÑAR PARA SEGUIR

"En mis diseños el material hace a la pieza. Si trabajo con papel pienso de una forma pero si lo hago con hilo de papel, el pensamiento es otro ya que en ese caso las formas son esenciales porque el insumo lo permite". Compra los papeles básicamente en Asia, aunque algunas hojas también las consigue en distintos puntos de Europa.

Señala que cada pieza es única: "Aunque quisiera repetirla sería imposible; la inspiración, las combinaciones, surgen en el momento del diseño y eso no se repite. No me enamoré nunca de ninguna en particular pero todas me gustan; son el resultado de lo que veo, de cómo me formo, pero no una imitación en particular".

La referencia es a que algunas de sus piezas parecen tener aires de culturas autóctonas brasileras o africanas. Reconoce que se lo preguntan, pero descarta que sea intencional. Un brazalete parte de los 140 euros (unos $6000) mientras que los collares más elaborados arrancan desde los 950 euros ($41.000).

Da cursos y capacitaciones buena parte de su tiempo; es una manera de garantizar la continuidad de este arte. Incluso los dicta cuando visita Argentina; dice que Holanda ya es su casa pero que siempre hay "un poco de nostalgia".

En estos días está trabajando para sus próximas exposiciones en marzo, "La fuerza del textil, joyas" y "Elocuencia del papel, joyas", cada una con 24 diseñadores de joyas contemporáneas de renombre internacional.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.