Quitaron 90 licencias de conducir

Ocurrió durante la primera semana de la nueva norma; la mayor cantidad, de infractores bonaerenses
(0)
12 de diciembre de 2009  

Un total de 90 personas se quedaron sin registro de conducir durante la primera semana de los nuevos controles de tránsito que puso en marcha el gobierno porteño junto a la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

No usar casco o llevarlo inadecuadamente (38 faltas) y circular con exceso de velocidad (35 faltas) fueron las dos causas más frecuentes para secuestrar las licencias.

El castigo también se aplica para aquellos que circulen sin el seguro obligatorio, sin la verificación técnica vehicular (en el caso de los vehículos radicados en la provincia de Buenos Aires, ya que para los de la Capital no rige ese requisito) o que lo hagan en contramano.

Las cinco faltas están incluidas en la ley de seguridad vial, a la que adhirió la ciudad. La norma también contempla quitar el registro a quienes crucen un semáforo en rojo y a quienes den positivos los tests de alcoholemia.

Sin embargo, en la Capital ambas faltas fueron equiparadas a contravenciones y se castigan con la confiscación del automóvil de los conductores porteños, al igual que el caso de excesos de velocidad mayores a 40 km/h sobre el máximo permitido. Así lo determinaron leyes y disposiciones locales.

En cuanto al origen de las licencias incautadas durante la primera semana de aplicación de la medida, 41 fueron otorgadas por el gobierno de la ciudad, mientras que las 49 restantes corresponden a diferentes localidades de la provincia de Buenos Aires: Avellaneda (cinco licencias) y, el resto, a registros emitidos en Banfield, Florencio Varela, Quilmes, Solano, Temperley, La Plata, Tigre y Villa Sarmiento.

Trámite

A quienes les quitan el registro les dan un comprobante provisional que les permite seguir manejando por 40 días.

Los infractores deben presentarse ante la Dirección General Administrativa de Infracciones (DGAI) para regularizar su situación y pagar la multa correspondiente, cuyo monto varia según la falta de la que se trate.

Si tienen una licencia expedida por las autoridades porteñas, además perderán los puntos correspondientes al scoring , en los casos previstos por la ley. Vencido ese plazo, los conductores quedan inhabilitados para manejar y, a los 90 días, se destruye su carnet.

La Capital fue el cuarto distrito en adherir a la medida, indicaron en la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que preside Felipe Rodríguez Laguens. Primero, se aplicó en las provincias de Tucumán, Misiones y Córdoba.

La importancia de este castigo es que, las faltas graves cometidas dentro de la Capital, también alcanza a infractores de otros distritos, a diferencia de la quita de puntos prevista en el scoring , que sólo rige para conductores habilitados por el gobierno porteño.

Sucede que el 70 por ciento de las multas labradas en la ciudad son impuestas a infractores de otras jurisdicciones del país.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.