Recordaron a Cabezas

(0)
26 de enero de 2005  

PINAMAR (De una enviada especial).- Ocho años más tarde y el mismo dolor. Los familiares del reportero gráfico José Luis Cabezas volvieron a reunirse ayer en la cava de General Madariaga, en la que el fotógrafo de la revista Noticias fue asesinado el 25 de enero de 1997.

Los acompañaron las Madres del Dolor, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde, y un centenar de personas.

El octavo aniversario de la muerte llega casi un mes después de la liberación de uno de los condenados a prisión perpetua como partícipe necesario del asesinato, José Luis Auge, integrante de la banda de Los Horneros.

"Cuando veníamos para acá, pensaba que nosotros estamos viajando hacia el lugar donde lo mataron a José Luis y el que lo mató está en su casa", lamentó Gladys, la hermana del fotógrafo, del brazo de Cristina, la mujer de Cabezas que hoy vive en España con Candela, la hija de ambos. Detrás de ellas se levantaba la cruz del monumento que le hicieron al reportero. La imagen resultaba simbólica: sobre uno de los brazos de la cruz había hecho nido un hornero.

"En pocos días, los otros dos Horneros (Sergio González y Horacio Braga) podrían salir, si la Corte Suprema no se expide con rapidez", aseguró el abogado de la familia, Alejandro Vecchi.

Luego se recordó a Cabezas con una misa, se pidió por su alma y para que la familia vea que se haga justicia.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.