Recortan fondos a las bibliotecas