Recuperan en Mar del Plata un ícono de la arquitectura moderna

La intendencia local comprará la Casa del Puente, que será destinada a centro cultural
(0)
22 de abril de 2011  

MAR DEL PLATA.- Su reconocimiento como una de las joyas de la arquitectura moderna no la salvó del maltrato ni de la desidia. El maltrato, a comienzos de la década pasada, de parte de intrusos que ganaron las instalaciones y no escatimaron a la hora de los destrozos. La desidia corrió por cuenta de gobernantes poco ágiles para conservar una obra que ya se había ganado el título de monumento histórico nacional, uno de los tres que existen en esta ciudad.

Las buenas noticias para la Casa del Puente, la emblemática propiedad diseñada y construida en 1943 por el arquitecto Amancio Williams, llegan ahora con un aporte del gobierno nacional, que permitirá al municipio adquirir el edificio a su actual propietario, restaurarlo y habilitarlo como un nuevo espacio para actividades culturales.

"Estamos empezando a ver cumplido un viejo anhelo, que es que la Casa del Puente sea de todos los marplatenses", dijo el intendente local, Gustavo Pulti, que hizo el anuncio acompañado de reconocidas figuras vinculadas a la conservación del patrimonio.

La novedad incluyó la confirmación de una primera partida de dinero enviada por la administración nacional para iniciar el proceso de compra. Esta semana se firmará una carta de intención con el dueño del inmueble, operación que luego requerirá la aprobación del Concejo Deliberante.

En el anuncio se dejó en claro que la compra se haría al mismo valor que rige para cualquier otra propiedad de la misma zona. "El valor histórico y cultural de la Casa del Puente es una suma monetaria que donamos con mi esposa a la comunidad marplatense", dijo a La Nacion el propietario del inmueble, Juan José Lago.

El titular había firmado hace cinco años un acuerdo con el municipio para que se efectuaran obras que garantizaran la conservación del edificio histórico y el predio de 10.700 m2 en el que está emplazado. Ese convenio se venció a comienzos de este mes. "Lo extendimos porque las negociaciones prosperaban", explicó Lago, que siempre destacó dos cuestiones bien puntuales: sabía que el municipio quería comprar la propiedad que él heredó de su padre, Héctor, y siempre tuvo la intención de que esta pieza de la arquitectura moderna quedara en manos de la comuna.

Con técnicas de vanguardia

La Casa del Puente ocupa la manzana delimitada por las calles Matheu, Saavedra, Funes y Guido, en proximidades del complejo de la Universidad Nacional de Mar del Plata. Su entorno está pleno de robles y olmos, a un lado, y otro de lo que fue el arroyo Las Chacras.

Williams diseñó y construyó la propiedad para su padre, Alberto, músico y compositor. Lo hizo de tal manera que la caja en la que se reparten las distintas dependencias quedó dispuesta sobre un arco de hormigón que apoya sobre ambas márgenes del arroyo, ya seco desde hace algunas décadas.

Los profesionales de la arquitectura le reconocen a esta obra su presencia como conjunto armónico integral y la aplicación de técnicas de vanguardia. El lugar es visitado permanentemente por estudiantes y profesionales del país y el exterior, pero sólo se la puede ver desde el perímetro externo.

La propiedad, a partir de aquel acuerdo entre el dueño y municipio, tiene seguridad privada. También se colocaron todos los vidrios para evitar el ingreso de animales. Puertas adentro, poco y nada se ha modificado tras el paso de los vándalos. Hay grafitis sobre las paredes y evidencias de varios incendios que en 2004 afectaron casi la totalidad de las instalaciones, incluido el piano que perteneció a Alberto Williams.

Martín Repetto, presidente de la Comisión Nacional de Monumentos Históricos, participó del acto de anuncio de compra de Casa del Puente y destacó que la ciudad está comprando uno de los monumentos más importantes de la arquitectura contemporánea.

La propiedad está incluida en el lote de las 30 obras más destacadas del siglo XX y es uno de los tres monumentos nacionales que tiene Mar del Plata, junto al edificio del Instituto Unzué y la capilla Santa Cecilia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.