Removieron la cúpula de la comisaría 43a., en Floresta

Las víctimas fueron enterradas ayer; el homicida fue procesado por la Justicia
(0)
31 de diciembre de 2001  

Ni la remoción de la cúpula de la comisaría con jurisdicción en la zona del crimen, ni el procesamiento del asesino, ni el entierro de las tres víctimas del homicidio alcanzaron ayer para calmar los ánimos de los vecinos de Floresta.

Indignados por la muerte de Maximiliano Tasca, Cristian Gómez y Adrián Matassa, tres jóvenes del barrio, unos 1000 moradores volvieron anoche a reclamar justicia con una movilización en el lugar donde fueron asesinados.

No fue suficiente el procesamiento con prisión preventiva del autor de los crímenes, el suboficial retirado de la Policía Federal Juan de Dios Velaztiqui, ordenado ayer por el juez de instrucción Ricardo Warley.

De acuerdo con un comunicado distribuido por la Secretaría de Justicia y Asuntos Legislativos, el magistrado encontró a Velaztiqui “penalmente responsable de los delitos de homicidio reiterado en tres oportunidades”.

Es que anteayer, minutos antes de las 4, el efectivo retirado mató a balazos a los tres muchachos de entre 20 y 25 años, tras mantener una discusión con ellos por los incidentes ocurridos entre policías y civiles en la Plaza de Mayo por demandas al gobierno nacional, poco antes de la hora fatal.

La sangre quedó derramada en la estación de servicio YPF, situada en la esquina de Bahía Blanca y Gaona, en el barrio porteño de Floresta. Allí cumplía tareas de policía adicional Velaztiqui. Allí habían ido a tomar una cerveza Tasca, Matassa y Gómez. Allí, el televisor mostraba las imágenes del enfrentamiento en el que un policía era golpeado por varios manifestantes.

“Está bien, por todo lo que hicieron la semana pasada. Deberían matarlos a todos”, dijeron los jóvenes, según testigos del hecho. Como toda respuesta, de acuerdo con los testimonios, el efectivo retirado de la Federal desenfundó su arma y disparó. A los tres. Dos murieron en el acto; el tercero, en el hospital.

Cambio de jefatura

Ayer, los vecinos seguían indignados. Porque tampoco los tranquilizó la remoción de la cúpula de la comisaría 43a., con jurisdicción en la zona de los homicidios. “El reemplazo de la plana mayor de la seccional 43a. es para hacer cristalina y prolija” la investigación del caso, informaron fuentes de la Policía Federal.

Como titular de la seccional fue designado el comisario Carlos María Basualdo; como segundo jefe, Luis Alberto Norte, y como tercero, José Luis Dell’Amico.

Los restos de Tasca, de 25 años, y de Matassa, de 23, fueron inhumados en el cementerio de Flores. En tanto, el cuerpo de Gómez, también de 25, recibió sepultura en la necrópolis de Chacarita.

Nada alcanzó. Por eso anoche, como anteayer, volvieron a ganar las calles del barrio.

Como en la tarde de anteayer, cuando rodearon la comisaría 43a. mientras Velaztiqui permanecía detenido en la dependencia, fueron corridos por la Guardia de Infantería.

Luego, los manifestantes encendieron barricadas y agredieron a la policía. Los uniformados cargaron contra ellos con balas de goma y gases lacrimógenos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.