Represas en Santa Cruz: rechazo de una coalición de ONG ambientalistas

A 80 km de El Calafate está el obrador de las represas
A 80 km de El Calafate está el obrador de las represas Fuente: LA NACION - Crédito: Horacio Córdoba
Tras conocerse la noticia de que la obra se realizará, sostienen que no tienen fundamento técnico y que el impacto social y ambiental devastará un ecosistema "irreemplazable"
Laura Rocha
(0)
6 de mayo de 2016  • 14:30

Una coalición de ONG ambientalistas difundió ayer un duro mensaje al gobierno nacional por la construcción de dos represas en el río Santa Cruz, que financiará el gobierno chino. El reporte sostiene que es una "irresponsabilidad por parte del Estado nacional" avanzar en el proyecto sin conocer el impacto ambiental que tendrá y asegura que el complejo hidroeléctrico no tiene una "justificación técnica"; que muestra "déficits en materia de transparencia en la información" y que hay un "impacto socio ambiental que compromete el ecosistema".

El pronunciamiento impactó en la administración de Cambiemos ya que varios de los referentes de esas organizaciones hoy son funcionarios como son los casos de Diego Moreno (ex Fundación Vida Silvestre), Dolores Douverges (ex Fundación Ambiente y Recursos Naturales) y Gonzalo Girolami (ex Greenpeace), actualmente en el Ministerio de Ambiente; así como también Emiliano Ezcurra (ex Banco de Bosques), hoy vicepresidente de Parques Nacionales y Juan Carlos Villalonga, de Los Verdes y actual diputado nacional de Cambiemos. A las ONG mencionadas se sumaron Aves Argentinas, Fundación Flora y Fauna Argentina y la Fundación Naturaleza para el Futuro.

"Las grandes represas no son consideradas energías renovables porque tienen un alto impacto sobre el ambiente natural y una escasa vida útil por acumulación de sedimentos, dejándolas inoperables. La Canciller Susana Malcorra manifestó que el proyecto de las represas de Santa Cruz será menos ambicioso que lo presupuestado, pero que se logrará. En esa línea, se informó que las represas en cuestión pasarán de tener 11 a 8 turbinas, se reducirá el monto de la obra de US$ 7600 millones a US$ 4000 millones, se aplazarán los tiempos de la misma y que la provincia de Santa Cruz obtendrá un 12% de regalías por la energía transportada al país, aunque el Estado Nacional mantendrá la propiedad de las obras. Esto visibiliza que el proyecto hidroeléctrico responde meramente a compromisos financieros con otra nación para evitar una eventual situación de cross default , más que por genuinas prioridades energéticas y ambientales", indica el mensaje enviado a la prensa.

"Un complejo hidroeléctrico como éste convertiría al río Santa Cruz en grandes embalses artificiales, devastando un ecosistema irremplazable como el área de influencia del Parque Nacional Los Glaciares (declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco) que alberga los glaciares Perito Moreno y Upsala, y el Parque Nacional Monte León. Asimismo, la confluencia y desembocadura de los ríos Chico y Santa Cruz ha sido declarada como AICA (Área de Importancia para la Conservación de las Aves). El sitio es clave como lugar de invernada para el críticamente amenazado macá tobiano (Podiceps gallardoi), ave endémica de la Argentina registrada sólo en la provincia de Santa Cruz y declarada Monumento Natural Provincial", agregan los ambientalistas. Villalonga ayer twitteó el comunicado y sostuvo: "El necesario desarrollo que necesita el país debe ser compatibile con la naturaleza. El gran desafío por delante". Fue su única declaración pública.

Las ONG también critican el proceso de adjudicación y de estudios de impacto ambiental y concluyen: "Hoy se desconocen los potenciales daños que las represas podrían generar, incluso con el nuevo diseño. El indicar que por el simple pase de 11 a 8 turbinas, se evitará que la potencia de las represas impacte en el ambiente es, por lo menos, una irresponsabilidad del Estado Nacional".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.