Opinión. Resistir el cambio es inútil, y cambiarlo todo es necio