Caso Candela: detienen a dos nuevos sospechosos

Se trata de un remisero y un hombre que habría estado en la casa de Kiernan mientras la niña estuvo cautiva; otros tres imputados fueron liberados
(0)
13 de septiembre de 2011  • 00:14

La causa por el secuestro y crimen de Candela Rodríguez sigue sumando nuevos capítulos a medida que pasan los días. Hoy, dos hombres quedaron demorados en el marco de la investigación del asesinato de la niña de 11 años en Hurlingham.

Según informaron fuentes judiciales a LA NACION, el primero de ellos es un hombre que habría ingresado a la casa de Kiernan 992, donde habrían matado a la niña, en los días que la víctima permaneció cautiva. La decisión fue tomada a raíz del testimonio de un remisero que dijo haber llevado al sospechoso al lugar.

El sospechoso se encontraba internado en un hospital luego de haber recibido una golpiza aparentemente cuando reveló que estaba vinculado al caso. Hoy fue demorado en el centro médico y puesto bajo custodia policial.

En tanto, la policía demoró también a un remisero en una casa situada en Galeno 1133, en el barrio Roca de la localidad de William Morris, en dicho partido de la zona oeste del conurbano.

Hasta allí se dirigió una brigada de policías bajo las directivas del fiscal de Instrucción de Morón, Marcelo Tavolaro, quien dispuso también la realización de otros siete allanamientos.

Según contaron vecinos del sospechoso a Télam, este hombre es de apellido Flores, de apodo "El Pollo", tiene 35 años y trabaja en una remisería del barrio.

Cuando los policías retiraron al hombre esposado y encapuchado de la vivienda, algunos de los vecinos gritaron que se trataba de "un perejil".

Sin embargo, Patricia, otra habitante del barrio, dijo a Télam que "El Pollo" es conocido de un grupo de cuatro o cinco personas que residen en un asentamiento cercano llamado "La Arenera" y que se dedican a cometer robos en la zona.

Esta noche, los familiares de José Flores negaron que el nuevo sospechoso esté implicado en el crimen de la niña de 11 años. "No mató a nadie, no secuestró a nadie y no violó a nadie", afirmó la cuñada del demorado, en declaraciones al canal de cable C5N.

Liberados

Hoy tres de los otros seis detenidos fueron liberados. Alfredo Monteros, de 75 años, su hijo de 36 años y del mismo nombre y el fletero Gustavo Valenzuela, de 44 años y dueño de la camioneta Traffic blanca en la que se investiga si fue trasladado el cadáver de Candela fueron excarcelados esta tarde por la Justicia de Morón .

Se trata de los tres imputados del encubrimiento del crimen que a pesar de quedar en libertad seguirán afectados a la causa, informaron fuentes judiciales.

Luis Pablo Carpaneto, defensor oficial de los Monteros, explicó a Télam que el juez Meade les otorgó el beneficio ya que el delito que se les imputa tiene una expectativa de pena que permite la excarcelación y no existen "riesgos procesales" de que entorpezcan la investigación o fuguen.

Monteros padre dijo esta tarde a la prensa, tras recuperar la libertad desde la comisaría de la localidad bonaerense de Castelar Sur y llegar a su casa del barrio porteño de Villa Soldati, que está "tranquilo", agradeció el apoyo de su familia y los vecinos, y que confía en que "se va a hacer Justicia" por Candela.

Por otro lado, vecinos del carpintero Ramón Néstor Altamirano (55), detenido como "partícipe necesario" junto a Gladys Cabrera (41), realizaron esta noche "la marcha del perejil" en defensa del hombre que reside en Charrúas al 1000 de Villa Tesei, donde se produjo la movilización.

En ese sentido, Matías Morla, abogado de Altamirano, se presentó esta mañana en los tribunales de Morón y denunció por "falso testimonio" al testigo de identidad reservada que apuntó contra el carpintero.

"Creemos que mintió con el objetivo de buscar la recompensa de cuatrocientos mil pesos ofrecidos por el Ministerio de Seguridad provincial", dijo el letrado, que también pidió a la Justicia que le amplíen la indagatoria al carpintero, el único de los acusados que se negó a declarar la semana pasada ante el fiscal Tavolaro.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.