Retienen en Constitución a un chino al que ninguno de sus amigos quería alojar

Operativo en Constitución
Operativo en Constitución Crédito: Policía de la Ciudad
(0)
22 de marzo de 2020  • 18:02

La Policía de la Ciudad debió activar el protocolo sanitario de intervención ante el coronavirus al advertir la presencia, a bordo de un taxi, de un ciudadano chino recientemente llegado al país desde Chile, que buscaba un hotel para alojarse en la zona de Constitución después de haber fracasado sistemáticamente con sus amigos connacionales, que se negaron a hospedarlo.

Aunque explicó que tenía un certificado médico que descartaba que estuviese contagiado con el Covid-19, tanto él como el chofer del taxi quedaron bajo protocolo sanitario por coronavirus.

Según informaron voceros del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, personal de Motorizada de la Comisaría Vecinal 1C realizaba en Bernardo de Irigoyen y Carlos Calvo uno de los tantos controles para verificar el cumplimiento de la cuarentena obligatoria. En ese cruce detuvieron la marcha de un taxi Chevrolet Prisma, conducido por un hombre de 60 años que llevaba como cliente a un chino, de 44.

El pasajero exhibió en un primer momento un supuesto certificado médico en el que constaba que se encontraba libre de Covid-19, y que el 19 de marzo último había ingresado desde Chile.

Contó a los oficiales que había recorrido varios lugares de la provincia de Buenos Aires en busca de amigos que lo albergasen, aunque con resultado negativo, por lo cual subió al taxi para ir en busca de un hotel donde alojarse.

Con el caudal informativo que el propio pasajero brindó, los policías les solicitaron a los dos hombres que permanecieran dentro del auto, al tiempo que desviaron unos diez metros el paso de peatones y autos y se solicitó un móvil sanitario de la Comisaría Vecinal 1C, que quedó a cargo del protocolo médico.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.